La mentira mata

Si algo comprendí con el tiempo es que siempre es mejor seguir el camino de la verdad. Hasta ahora, el camino de la mentira nunca me dejó en un buen lugar. No es que siempre la busque, pero al menos intento volver a ella si me alejé.

¿Cuántas veces vamos a buscar deliciosas mentiras sabiendo que nos van a hacer mal? Miles, millones de veces. Somos cabeza dura. Pero no importa, solo un camino sobrevive. En mi caso la mentira siempre se esfumó.

Si creés que el mundo está yendo a la oscuridad llevá al planeta hacia la verdad, la luz.