¡A prepararse para la corrida cambiaria!

Lamentablemente el gobierno de Cambiemos nos llevó a tal desastre que dentro de muy poco estimo que vamos a empezar con la corrida cambiaria. Desde ya que no me refiero a un dólar a 80 pesos sino a varios cientos de pesos por dólar. Es menester tomar todas las medidas necesarias para que esto no nos afecte tanto. Por lo pronto, sacar los dólares de los bancos cuanto antes. En el mejor de los casos quedan unos meses. En el peor de los casos estamos contándolo en semanas. En cualquier caso, se viene el estallido.

¿Refugio frente a esta catástrofe? Lo de siempre: dólar. Dólar billete guardado en casa en lo posible. Para el que no se anime por el gran volumen de billetes que tiene en la caja de ahorro (afortunado!) una opción posible es una caja de seguridad. Estimo que los gobernantes no se van a animar a tanto, pero no lo descarto. Por lo menos lo que es seguro es que primero confiscarían cajas de ahorros así que habría margen de maniobra.

Otro refugio es Bitcoin. Recomiendo solo esta criptomoneda para almacenar valor. Tiene volatilidad pero tiende a subir. No se puede decir lo mismo de las otras. ¿Cómo usar Bitcoin? Depende del grado de seguridad que desees tener. La seguridad más baja es la billetera que nos da la casa de cambio (Ej: Cryptomkt, Satoshi Tango, Buenbit, ArgentBTC, etc.). Es una de las maneras más fáciles pero también más inseguras: en caso de que hackeen la casa de cambio, chau bitcoins. Opciones más seguras son billeteras para PC o para el celular pero hay que tener mucho cuidado con los virus y similares amenazas. Hace años existen virus que roban las bitcoins de nuestras billeteras. Muchísimo cuidado los que guarden bitcoins en una billetera que corra bajo Windows! (Linux y Mac OS son varias veces más seguros). La máxima seguridad la proveen billeteras físicas como Ledger y Trezor.

Otro refugio es el de los metales preciosos, como el oro y la plata. Sé que Banco Piano vende unidades estandarizadas de estos metales.

Y el que es muy pobre y no tiene cantidades de dinero que valga la pena guardar que compre alimento no perecedero. Recomiendo latas para estos momentos. Si ya no quedaran más latas se sigue con las legumbres, luego por el arroz y por último pastas secas. Este orden de compra es el que más va a convenir porque lo primero que van a volar van a ser las latas por su gran concentración nutricional. Los alimentos basados en harinas llenan pero terminan desnutriendo así que son última prioridad. Si solo hay eso o ni siquiera queda eso recomiendo escapar de la ciudad. La ciudad no produce alimentos así que si no llegan poca salvación hay. Ojalá no lleguemos a esos niveles. Por suerte los argentinos somos resilientes y si la macro está totalmente destruida vamos a recurrir a cualquier recurso necesario para salir adelante. Vuelve el club del trueque!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *