PoW vs PoS: el debate del que todos pueden participar y que pocos entienden

Más allá del voto, ¿cuál es el nivel de participación ciudadana en temas relacionados a la política monetaria de los gobiernos/estados? Yo diría que tiende a cero porque por más que a Milei, a Cavallo, a Bernanke o Hiroshige Sekō les pueda plantear mis ideas sobre el tema, lo más probable es que antes llamen a seguridad o que no me presten atención. Democracia las bolas.

Y sin embargo, es precisamente la plena discusión de ideas y sistemas lo que está definiendo el rumbo de las criptomonedas. Es realmente hermoso ver las idas y vueltas entre Vitalik Buterin y Tuur Demeester sobre cuales son las ventajas y desventajas de usar PoW (Proof of work) y PoS (Proof of stake). No solo se comportaron como caballeros, refutando y contrarefutando los diferentes puntos, sino que además nadie los obligó. Vitalik podría haber ignorado las criticas y el proyecto Ethereum seguiría su camino.

Estamos viendo el nacimiento de la nueva economía, las nuevas finanzas. Tengo fé de que va a ser para algo mejor por la sencilla razón de que el sistema financiero mundial actual está totalmente podrido sin posibilidad de recuperación. La economía basada en deuda va a explotar. Es insostenible. Ya estuvo por explotar en 2008 y no fue la última vez. Es inminente y las criptomonedas van a jugar un papel enorme.

Son temas complicados y esto tiene un riesgo bastante grande: que todo se cemente en una paja intelectual y no se terminen previendo factores tipo “soldados rompiendo servers con un FAL”.

Estamos lejos de la implementación masiva de estas nuevas monedas. Todavía no puedo vislumbrar como los estados y los agentes de destrucción van a afectarlas. Eso sí: resistencia va a haber y mucha. Son varios los países que ya las prohibieron y se van a sumar muchos más. Agarren los pochoclos, esto se va a poner divertido.

Artículos mencionados:

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *